¿Como prepararse para una amputación? | Protésica

Como prepararse para una amputación

Puede que sepa desde hace algún tiempo que se tiene que enfrentar a una amputación. Aunque lidiar con ese pensamiento es duro, usted no está solo en este reto. Su equipo medico y sus especialistas ortopédicos  le ofrecerán apoyo y responderán a  sus preguntas y problemas,  junto a su familia y amigos le darán la ayuda que necesita.

Consulte con

su médico

Como prepararse para una amputación

Si su amputación es planificada y no producto de un accidente, su médico tratante se hará cargo de explicarle qué ocurrirá durante la operación. Aquí es donde usted tiene la oportunidad de preguntar cualquier cosa que considere importante. Lo más recomendado es anotar las preguntas que más le interesa realizar antes de la consulta. No tema en volver a preguntar si algún punto no ha quedado del todo claro.

 La

Pre-rehabilitación

Pre rehabilitación

Es ideal realizar cierta rutina de ejercicios antes de su operación. Esta rutina es conocida como la pre-rehabilitación y permite fortalecer su musculatura antes de su amputación y preparar su condición física para el post-operatorio. Por ejemplo, en caso de una amputación de pierna, es recomendable practicar la transferencia desde y hacia la cama. Consulte con su médico y terapeuta cuales son los ejercicios más adecuados para su caso particular.

Soporte

Psicológico

Soporte Psicológico amputado

Una amputación es un momento vital y dramático, por lo que quizás sea conveniente buscar ayuda psicológica. Puede discutir multitud de cosas con terapeutas especializados en psicología, aliviando tanto a la familia como a los amigos. Enfrentar la amputación con temor puede desencadenar una depresión, por lo que es muy importante buscar ayuda cuanto antes, tome en cuenta que vencer conflictos mentales y miedos contribuye a una cura rápida y una pronta rehabilitación.

Grupo de amputados

Hablar con otros amputados

Es recomendable hablar con personas con una lesión o amputación similar a la suya. Esto da coraje. Usted no está solo. Siempre es bueno escuchar cómo otra persona está lidiando con una situación similar y cómo su vida ha sufrido cambios. Se suelen intercambiar conocimientos, por ejemplo sobre el manejo de la prótesis y cuidados del muñón.

Si usted busca contacto con otras personas afectadas, lo mejor es preguntar a sus médicos, terapeutas o profesionales ortopédicos. Ellos generalmente saben cómo encontrar un grupo de auto-ayuda.